La alimentación funcional es una práctica que puedes incorporar en tu vida para prevenir y tratar posibles enfermedades. Mantener una tiroides sana es algo que puedes hacer a través de tu alimentación. A continuación te damos las claves para mantenerla en equilibrio.

Hormonas en juego

Muchas personas, la mayoría mujeres, tienen algún problema con su tiroides. Es lo que se conoce como hipotiroidismo o hipertiroidismo. Ambos consisten en un trastorno metabólico por el cual se producen menos o más hormonas tiroideas de la cuenta, respectivamente. Existen tratamientos médicos para tratar los desequilibros de estas características, aunque os recomiendo empezar por hacer algunos cambios en vuestra alimentación.

Hipertiroidismo

Foto de mejorconsalud.com

Mira qué comes

Para regular la función tiroidea se recomienda evitar comer demasiadas verduras crucíferas como la col, las coles de Bruselas, la coliflor, el bok choy, etc. Aunque son muy sanas y están llenas de vitaminas y minerales, en grandes cantidades pueden dañar la tiroides. Una solución es intentar no comerlas crudas. Hervidas u horneadas pierden gran cantidad del efecto negativo que tienen sobre la tiroides. Es recomendable también limitar la ingesta de zumos verdes, ya que son crudos, especialmente si dentro pones verduras crucíferas.

Aumentar el consumo de hidratos de carbono, especialmente si están en tu lista de “prohibidos” es muy efectivo para regular la tiroides. Si no los tomas regularmente, tu cuerpo cree que está en modo de pasar hambre y la primera hormona afectada por esto es la tiroides. Recuerda que los hidratos de carbono complejos en cantidades moderadas no son malos.

Por su parte, hay que vigilar también con la soja. Tomar grandes cantidades puede agravar el hipertiroidismo y la deficiencia de yodo. No hay que excederse con el tofu ni la leche de soja.  El gluten ingerido tiene también que controlarse para analizar si está causando hipo o hipertiroidismo en tu cuerpo.

Recuerda que cada persona es distinta, por lo que acudir al médico o naturópata para que lleve tu caso es la mejor opción.