En el marco de una dieta vegana o vegetariana, el aguacate es un superalimento que no puede faltar para sustituir la proteína animal. Muchos son ya los asiduos a este ingrediente, en cualquiera de sus formas y presentaciones. Este alimento, sin duda, tiene multitud de propiedades beneficiosas para el organismo: contiene 25 nutrientes esenciales, entre los cuales están las vitaminas A, B, C, E y K, además de cobre, fósforo, magnesio, potasio y hierro. Debido a  su alto contenido en grasas moninstauradas (las buenas), el aguacate contiene muchas calorías.

Un sinfín de propiedades

Así, algunos de los beneficios que aporta a la salud son: reducir el colesterol, promover la salud ocular, controlar la presión arterial, regular los niveles de azúcar en la sangre, luchar contra los radicales libres, aumentar la absorción de nutrientes, cuidar la piel y mantener el corazón saludable.

El hecho de que sea un ingrediente tan versátil facilita su incoporación a infinidad de platos y snacks. Para empezar, se puede tomar para desayunar troceado sobre una tostada o bien dentro de un batido, al que aportará cremosidad y una buena dosis de proteína en forma de grasa saludable. Mezclado con plátano, dátiles y cacao, tendrás un smoothie delicioso y muy nutritivo con el que empezar el día.

Foto de recetasamericanas.com

Foto de recetasamericanas.com

Usos

Lo puedes tomar igualmente en ensaladas, carpaccio, sopas, como guarnición y en postres como sustituto de la mantequilla. Por ejemplo, triturado con otras frutas tropicales te sale una mousse para postre ríquísima. Y el imprescindible: el guacamole. Lo puedes preparar fácilmente cuando tengas unos cuantos aguacates maduros. Cháfalos y mézclalo con una cebolla picada, un tomate, chile, un poco de zumo de limón, cilantro y fresco y sal.

Si aun no lo has hecho, no dejes de incorporar el aguacate en tu dieta, ¡te dará salud y aportará sabor a todos tus platos!